Otros casos que demuestran por qué fue un milagro que Yunier llegara con vida a Miami

Anuncio


Como en los días de la República Democrática Alemana, cuando miles de ciudadanos escaparon utilizando las vías más increíbles para llegar al mundo capitalista, Cuba también tiene mucho que aportar en cuanto a escapes y verdaderas “misiones imposibles”.

Lo mismo en aviones secuestrados, que en maleteros de autos, balsas y cámaras de tractores, que en una tabla de surf, las historias son miles y muchas de ellas lamentablemente fatídicas. Sin lugar a dudas la llegada de un niño de seis años a las costas de Miami en una improvisada balsa y rodedado de delfines —según cuenta la leyenda oral—, hace del caso de Elián González el más sonado, publicitado y hasta milagroso.

Ciertamente lo protagonizado este jueves por el cubano Yunier García Duarte dista demasiado de ser el más intrépido de los intentos de llegar a Estados Unidos, aunque sí pudiera ser considerado un verdadero milagro, sobre todo si se tienen en cuenta experiencias anteriores donde los protagonistas pagaron con su vida el intento de alcanzar el sueño americano.

Y es que en las últimas seis décadas no han sido pocos los cubanos que han intentado hacer lo mismo que Yunier, y muchos, honestamente la mayoría no lo ha conseguido, veamos:

1.    21 de julio de 1991: Se hallaron en Barajas, principal aeropuerto de Madrid, los cuerpos de Alexis Hernández Chacón y José Manuel Acevedo Cárdenas, de 19 y 20 años de edad respectivamente. Se trataba de dos jóvenes cubanos que huyeron de Cuba luego de internarse en el tren de aterrizaje de un avión con destino a España. Las bajas temperaturas y la falta de oxígeno les cobraron la vida.

2.    2 de agosto de 1999. En el aeropuerto de Gatwick, Londres, Reino Unido, un técnico mecánico descubrió el cuerpo exangüe del también cubano Félix Julián García en el tren de aterrizaje de un Boeing 777 de British Airways. El joven tenía 28 años.

3.    19 de septiembre de 1999: El personal de tierra del aeropuerto de Varese, en Italia, encontró casi en estado de descomposición el cadáver del cubano Roberto García Quinta. Su cuerpo fue encontrado durante una inspección de rutina en el interior del Boeing 767, que 9 días antes había despegado de Santiago de Cuba. Se estima que el cadáver había estado en otros dos países europeos sin que nadie se percatara de su presencia.

4.    El 25 de diciembre del año 2000, el ministerio del interior británico anunció el hallazgo de dos cuerpos al aterrizar un avión en Londres. Los mismo fueron identificados como Alberto E. Vázquez y Maikel Fonseca Almira, ambos cubanos y de 17 y 16 años de edad respectivamente.

5.    Luego, a mediados de julio de 2004 y desde el aeropuerto de Düsseldorf, en Alemania, se reportaba el hallazgo del cuerpo sin vida de Wilfredo D. otro joven cubano de 20 años de vida.

6.    El Julio 13 del 2011, Adonis Guerrero Brito, también murió en el intento. Su cuerpo presentaba cortes en cara y tórax, y el Instituto Forense de Madrid determinó que había muerto por hipotermia.

Anuncio

Quizás solo existen dos precedentes favorables al que protagonizara este jueves el cubano Yunier Rodríguez Duarte. Tal fue el caso de Armando Socarrás, un joven soldado de solo 18 años que logró escapar de Cuba en el tren de aterrizaje de un DC-8 de la aerolínea Iberia, que volaba desde La Habana con destino a España.

Al llegar a Madrid, el es el registrado el 4 de junio de 1969, las autoridades encontraron a Armando recubierto de una capa de escarcha y a punto de morir por hipotermia. El hecho de que el joven se recuperara puede considerarse un verdadero milagro, tal y como lo catalogó la prensa europea de la época. Sin embargo, su compañero de travesía, Jorge Pérez Blanco, de 16 años pereció en el intento.

El otro caso es el de Roberto Viza, hoy residente en Miami, un cubano que el 13 de agosto del año 2000 llegó a París. Había volado clandestino durante 14 horas, también en la bodega de equipajes, con temperaturas muy bajas y casi sin oxígeno, por lo que llegó con abundantes hemorragias y al borde de la hipotermia.

“Perdí el conocimiento en el aire, solté mucha sangre, llegué casi muerto”, relató recientemente a Telemundo51.

“Allí no ves nada, ni las manos; te falta el oxígeno, hay mucho frío y el ruido del avión es insoportable”, narró en su entrevista. Si bien, Francia, dirigida entonces por Jacques Chirac, lo deportó a Cuba y sufrió una larga condena, con los años consiguió llegar a Estados Unidos, donde hoy vive orgulloso de su historia.

Cada uno de estos casos demuestra cuanta suerte tuvo Yunier de llegar con vida este jueves a Miami. No solo la agilidad y destreza con que organizó su huida le valieron la dicha de conservar el aliento en este minuto, también tuvo muchísima suerte durante los 50 minutos que tardó su viaje.

Miles de ciudadanos norteamericanos asumen ahora mismo que esa suerte puede ser apoyada y legitimada con la aceptación del joven en tierras norteamericanas, pues en caso de ser deportado a Cuba, tanta osadía y suerte sería en vano, puesto que podría recibir duras condenas en la isla.

Anuncio

Suscríbete a nuestro boletín




¿tu reaccion?



conversaciones de facebook