Cuba: se desinfla el turismo internacional en más de un 20 por ciento, en julio

Anuncio


En comparación con el 2018, a Cuba llegaron 90,992 turistas internacionales menos, según refieren los datos aportados por la ONEI.

Julio ha sido un mes terrible para el turismo, según datos oficiales publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), de Cuba.

En el séptimo mes de 2019 se reporta un desplome del 23,6 por ciento en el arribo de visitantes extranjeros, en comparación con igual fecha del año anterior.

En comparación con el 2018, a Cuba llegaron 90,992 turistas internacionales menos, según refieren los datos aportados por la ONEI.

En términos globales, en lo que va de 2019 se registra un descenso del 1,1 por ciento en el arribo de visitantes, respecto al año precedente.

Tras concluir julio (fecha de cierre del conteo), Cuba había recibido 2.856.761 turistas internacionales, solo 32.019 visitantes menos que lo registrado en igual período del 2018.

Tales estadísticas reflejan el impacto en el sector turístico cubano —una de las locomotoras de la endeble economía insular— de las restricciones impuestas por la administración Trump, que han aumentado las trabas para que ciudadanos norteamericanos puedan visitar Cuba.

Tales medidas, como han demostrado reportes de prensa y estudios, han golpeado tanto al sector estatal como al privado.

Mientras, Canadá —país que también ha tenido recientes tensiones diplomáticas con Cuba— sigue de líder emisor de turistas a Cuba. Pese a las dificultades más recientes, EEUU todavía aparece en el segundo puesto.

Contradictoriamente, los datos de la ONEI reportan que, en los primeros siete meses del actual año, han visitado la isla aproximadamente 35.700 estadounidenses más que en igual período del año anterior.

Los cubanos residentes en el exterior —la mayoría residentes en EEUU— se ubica como tercera cifra en importancia para el mercado turístico cubano.

Anteriormente, la ONEI había difundido las cifras de junio. En esos datos ya se mostraba la tendencia a la caída de las visitas (-20%) debido, en lo fundamental, a la prohibición del arribo de cruceros a Cuba, dictada desde Washington.

El contexto actual ha hecho que La Habana rebaje sus estimaciones. A inicios de año las autoridades de la isla esperaban igualar y superar la cifra de 5 millones de visitantes. Ahora, un cálculo más apegado a la realidad, arroja que Cuba espera solo 4,3 millones para este año.

En otro dato significativo, esta misma semana se mencionó que el principal polo turístico de sol y playa en Cuba, Varadero, aún no había llegado al millón de visitantes en 2019.

Anuncio

Suscríbete a nuestro boletín




¿tu reaccion?

conversaciones de facebook