Resort Kempinski en Cuba esconde impensado hallazgo arqueológico

Anuncio


Con sus instalaciones y servicios cinco estrellas plus, el hotel Manzana Kempinski, de propiedad 100 por ciento cubana, levanta respetuoso su modernidad sobre el pasado habanero.

Cuando comenzaron las obras de restauración de la popular Manzana de Gómez, en el corazón de la Vieja Habana, nadie pensó que estas resultarían en un emocionante hallazgo arqueológico.  

¡Pero sí! Los obrerosencontraron restos de uno de los baluartes de las antiguas murallas de        La Habana, construidas para defensa de la ciudad en tiempos coloniales, y que comenzaron a demolerse en1863.

Anuncio

El mega proyecto de transformar la Manzana de Gómez, en el corazón de La Habana Vieja, en un hotel de lujo, requirió de una exhaustiva investigación.  

Las pesquisas permitieron descubrir restos de las añejas murallas de la villa de San Cristóbal, y ahora esas ruinas serán una atracción adicional para los visitantes del primer hotel de lujo adscrito al emporio Kempinski que exhibirá la isla.

También se rescató una tarja de mármol que reza: Manzana Central de A. Gómez Mena. 1894, la cual quedará ahora ubicada debajo de la marquesina. Así lo dijo el arquitecto Aníbal del Prado Cartaya, proyectista general de la Empresa de Proyectos Restaura, de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.

El emporio hotelero Kempinski anunció que su primer hotel en Cuba quedará inaugurado en el segundo trimestrede 2017.

La instalación ostentará la categoría cinco estrellas plus y cuenta con 246 habitaciones y suites.

El inmueble se ubica en las calles San Rafael y Neptuno, y Monserrate y Zulueta, en medio de       La Habana Vieja, frente al Parque Central.

Originalmente, el edificio era de una sola planta, con galerías cubiertas, hasta que en 1918 se le agregaron cuatro niveles. 

Con la más reciente intervención arquitectónica la Manzana de Gómez ganó un quinto nivel, pero mantiene su volumetría.

10. Vista de la Manzana de Gómez en tiempos de la colonia.

Vista de la Manzana de Gómez en tiempos de la colonia.

Todo parece indicar que las primeras tiendas establecidas en la Manzana fueron peleterías: La Exposición, de cara a  San Rafael, y la muy popular El Lazo de Oro, que abría hacia la calle Zulueta. Además, el inmueble acogía en sus 560 cubículos oficinas, academias e incluso representaciones diplomáticas.

Cuenta la historia que aprincipios del siglo XX unas 25 mil personas recorrían el área cada día.

12. El Hotel Manzana Kempinski levanta respetuoso su modernidad sobre el pasado habanero.

El Hotel Manzana Kempinski levanta respetuoso su modernidad sobre el pasado habanero.

Anuncio

Suscríbete a nuestro boletín




¿tu reaccion?



conversaciones de facebook