'Acaparadores' y Estados Unidos: culpables de la racionalización de alimentos en Cuba

En palabras de la ministra los “acaparadores” son causantes directos de la crisis alimentaria que sufre Cuba, sobre todo en relación con los productos de alta demanda.

Anuncio


Las nuevas medidas recientemente anunciadas para la regulación de la venta alimentos y productos de primera necesidad en Cuba, han disparado la alarma, para nadie oculta,  sobre la situación económica que atraviesa Cuba, y que se agudiza con el paso de los días.

Las medidas sobre la racionalización de alimentos y productos de higiene en Cuba han sido anunciadas para entrar en vigor en este mismo mes de mayo. Además, se ha anunciado que se incorporarán otras medidas de manera paulatina, ajustadas a las particularidades de cada territorio de la Isla.

¿Las causas?

Betsy Díaz Velázquez, ministra de Comercio Interior de Cuba ha declarado a la prensa nacional que «el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos y la presencia en aumento de "acaparadores" son causas fundamentales de la profunda crisis que atraviesa Cuba y que ha tenido como resultado la aplicación de nuevas medidas de racionalización para regular la venta de alimentos y productos de primera necesidad.

En palabras de la ministra los “acaparadores” son causantes directos de la crisis alimentaria que sufre Cuba, sobre todo en relación con los productos de alta demanda.

Según la funcionaria cubana las “limitaciones financieras” de  Cuba se han incrementado después de la entrada en vigor del título III de la Ley Helms-Burton, debido a la cual varios proveedores e instituciones bancarias decidieron poner fin a sus operaciones con Cuba.

A lo que agregó: «Esto ha llevado a un desabastecimiento y con ello el acaparamiento, la incertidumbre, el pánico».

Los “acaparadores” y los Estados Unidos son los culpables. En ningún momento, la funcionaria culpa de la crisis alimentaria del país también a la improductividad de las industrias nacionales, esta no se considera causa también de la actual escasez alimentaria que azota al país.

El arroz en medio de la crisis

La ministra de Comercio Interior de la Isla, en lugar de esto ha explicitado que el problema del desabastecimiento y la escasez de alimentos en Cuba constituyen una preocupación ineludible tanto para el gobierno de la nación, como para los productores, los comercializadores y los importadores.

Al referirse a la situación particular de varios alimentos de gran demanda en Cuba como el arroz, alimento básico de la dieta diaria de los cubanos, la ministra de Comercio Interior remarcó que a pesar de las crisis puntuales en la venta liberada de este producto en provincias como Camagüey, Holguín, Guantánamo y Matanzas, en Cuba «no falta arroz».

En palabras de la funcionaria “las importaciones” de arroz se hallan aseguradas, debido a que se importa desde Asia y no tienen relación con Estados Unidos.

Sobre le sensible tema del abastecimiento del arroz, explicó que la decisión de ubicar el arroz entre los productos racionados se debe a la necesidad de asegurar una “observancia” y “monitoreo” constante que posibilite controlar la venta de este alimento, y garantizar así que no escasee en medio de la difícil situación actual.

La funcionaria explicó que en aquellos territorios donde han faltado las viandas y el pan se ha incrementado de manera considerable el consumo de arroz, lo que ha generado un desequilibrio en el consumo en el país.

acaparadores Estados Unidos Cuba racionalización alimentos productos crisis causas culpables Período especial

Anuncio