Inventan el dulce de chícharo, y aumentan la producción de casabe ante la escasez de comida en Cuba

Anuncio


La sangre de los animales sacrificados tampoco se desperdicia, pues hoy “se producen 10 toneladas más de mortadella roja y morcilla.
Merendero en Cuba. Foto: Escambray

Elizabeth Santana García, perteneciente a la Empresa de Gastronomía, refirió que se hacen esfuerzos por fabricar un burén, y ya hacen croquetas, medallones y picadillo a partir del subproducto de cerdo y pollo (remanentes de la industria cárnica que son reutilizados en los pequeños centros de elaboración de alimentos.

La directiva, según indica el periódico tunero, mencionó “la diaria producción de unos 10 mil dulces criollos a base de chícharo y harina de maíz, unido a la preparación de mermeladas de guayaba, mango y fruta bomba con destino a la red de restaurantes”.

La sangre de los animales sacrificados tampoco se desperdicia en Las Tunas, pues según la directora general de la Empresa Cárnica, Mailín Utria Ricardo, al reducirse la entrega de cerdos a esa industria, se han  incrementado los volúmenes de procesamiento de la sangre y hoy “se producen 10 toneladas más de mortadella roja y morcilla, además de salami de hígado de res y butifarra”.

Mientras tantos la Empresa de Productos Lácteos en Las Tunas ha tenido como producto estrella en estos tiempos de crisis alimentaria al Miragurt, un alimento que aunque fue inventado en la provincia de Bayamo se ha extendido rápidamente por varios territorios cubanos. Se trata de un producto similar al yogurt, pero también elaborado con excedentes industriales de suero de leche de la quesería, así como maicena, algunos saborizantes y colorantes, refirió Arael Martínez Teruel, al frente de la industria láctea.

Anuncio

Laboratorio cubano. Foto: ACN

“La Empresa de la Pesca en Las Tunas asimismo, cuenta con el empeño de su personal y en el mes de mayo produjo 31 toneladas de croquetas, cinco más que las registradas habitualmente, ahora con el añadido de utilizar en su realización un 50 por ciento de harina de arroz en combinación con la de trigo”, dijo Mario Cedeño Viamontes, su director.

Según ha declarado recientemente el gobierno cubano, encabezado por su presidente Miguel Díaz-Canel, el sector de la Defensa y el Alimentario son las dos principales prioridades del momento. De ahí que a nivel provincial se fomente la inventiva, y el empleo de lo que hasta hace poco eran considerados desechos industriales para la elaboración de alimentos.

Casabe, plato aborigen que hoy se produce masivamente en el Oriente de Cuba a partir de la crisis alimentaria que se sufre en el presente

En la provincia de Las Tunas se hacen colosales esfuerzos por mitigar la escasez de alimentos que ha caracterizado el primer semestre de 2019 en Cuba. Los del “Balcón del Oriente Cubano”, no han querido quedarse atrás y ponen su iniciativa al servicio de la mesa, tal y como reconoce el Períodico 26 de esa provincia.

“La instalación de burenes (hornillas artesanales) para cocinar casabe y la venta de este tradicional plato en unidades gastronómicas integran las alternativas”, refirió al rotativo Yoslaine Moteagudo Morales, directora de la Industria Alimentaria en el territorio, quien aseguró que el denominado “pan aborigen” no falta en los municipios de Jobabo, Majibacoa y Colombia.

El burén era una lámina de piedra o cerámica que los aborígenes ubicaban sobre brasas para cocinar encima el almidón de la yuca rayada, y producir el casabe. El medio de prensa recordó que se trata de un alimento típico de las comunidades precolombinas de la Isla, y mencionó el indudable aporte nutritivo de ese alimento aborigen: “Tiene como materia prima fundamental la yuca y hasta hoy goza de reconocimiento por su exquisitez y el aporte de vitaminas B y C, además de minerales como calcio, hierro, magnesio y potasio”.

Anuncio

Suscríbete a nuestro boletín




¿tu reaccion?



conversaciones de facebook