¿Fisiculturistas en Cuba?

Hoy, cuando en Cuba proliferan los gimnasios no son pocos los que quieren ir más allá de un cuerpo atlético. El fisiculturismo en Cuba también es una actividad deportiva que va ganando adeptos con los años, sobre todo entre los jóvenes.

Anuncio


Por supuesto que en Cuba existe fisiculturismo y buenos representantes. Son varias las competencias que repletan locales en las provincias cubanas, y espacios como el del Teatro América en la capital. Incluso existe una Asociación, que no está prohibida pero tampoco se ha hecho oficial. Las autoridades deportivas no la reconocen como un deporte al estilo de las pesas, pues el fantasma del doping condiciona el recelo existente hacia una práctica extendida por todo el mundo hoy.

Hoy, cuando en Cuba proliferan los gimnasios no son pocos los que quieren ir más allá de un cuerpo atlético. El fisiculturismo en Cuba también es una actividad deportiva que va ganando adeptos con los años, sobre todo entre los jóvenes. En la isla ha cobrado popularidad recientemente en los últimos años, pese a los estigmas que le vienen asociados. Puesto que llevado al extremo, puede degenerar en trastornos importantes como la vigorexia o musculodismorfia, consistente en lesiones de los músculos tras el cansancio del ejercicio.

Según sus seguidores, el fisiculturismo es un estilo de vida que puede resultar muy saludable, si se cuenta con los conocimientos requeridos sobre las dietas y el riguroso entrenamiento deportivo que requiere. Sin perder de vista que trastornos individuales a partir de  una visión obsesiva del deporte pueden conducir a serios problemas psicopatológicos y afectivos.

Para conseguir un cuerpo de buenas proporciones precisamos tener una voluntad de hierro a fin de dosificar el ejercicio, balancear la dieta, el descanso y la ansiedad a fin de lograr en breve tiempo el estándar físico deseado. Carentes de paciencia, muchos jóvenes fisiculturistas acuden al consumo de sustancias nocivas para alcanzar la imagen deseada, y en no pocas ocasiones sus familiares del exterior le proporcionan medicamentos, sin tener en cuenta sus efectos. Entre ellos destacan los esteroides anabólicos como la Testosterona y la Metandienona Nerobol, así como los suplementos vitamínicos Creatina y Espirulina, estos últimos no nocivos si se dosifican correctamente.

Anuncio


Lo hacen con el fin de aumentar la fuerza muscular y el rendimiento físico e intelectual pero quienes lo emplean se exponen a potenciales peligros para la salud. Según estudios sociales, surge como consecuencia de la incapacidad del hombre y su sociedad para reconocer las limitaciones físicas y psíquicas de las personas, y aunque tiene su origen en antiguas culturas, ha cobrado relevancia con el aumento de las exigencias en el deporte de alta competición.

Pero más allá de esos prejuicios, el fisiculturismo no es solo eso. Se puede dar cuenta desde el primer momento que usted pone un pie en el gimnasio y se entrena sistemáticamente con la combinación de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos y come sanamente, hace una serie de comidas en el día bajas en grasas, moderadas en carbohidratos, ricas en frutas y vegetales, consume las proteínas magras. Nos ayuda a descansar lo suficiente, durmiendo entre ocho y diez horas diarias, alejado de hábitos nocivos a la salud como son el tabaquismo y el alcoholismo, y ello fortalece nuestra psiquis, y opera cambios psicológicos, mejorando nuestra autoestima, buen humor, eliminando los dolores producto de la vida sedentaria.

El gimnasio desarrolla la perseverancia, la voluntad, y precisamente todo eso es estilo de vida culturista y s traduce en salud.  Es precisamente a través del gimnasio que usted adquiere esos conocimientos, lo que desgraciadamente hay muchos donde no le dan ese tipo de información al cliente y propician o permiten, las vías del doping y otras prácticas negativas.

cuerpos chicos jóvenes cubanos deporte Cuba fisiculturismo atletas fuerza fuertes

Anuncio